¿Qué puedo comer si tengo intolerancia a la Fructosa?

Como en todas las intolerancias, la intolerancia a la fructosa y su dieta, presenta restricciones alimentarias a los afectados. Generalmente, se suelen introducir pequeñas cantidades de fructosa repartidas en distintas tomas diarias, siempre teniendo en cuenta el nivel de tolerancia de cada persona. Depende del nivel de intolerancia o mala absorción de la fructosa la dieta será más o menos restrictiva, siguiendo siempre las indicaciones de los profesionales.

Alimentos permitidos

La intolerancia a la fructosa es, en cierto modo, fácil de tratar y controlar, pues controlando la dieta, se controlan también los síntomas. Es cierto que la fructosa se asimila mejor si se toma acompañada de otros alimentos y no como un tentempié, de manera aislada. Los pacientes con intolerancia a la fructosa deben ingerir otro tipo de azúcares y edulcorantes que no sean dañinos para su salud intestinal:

  • Jarabe de glucosa
  • glucosa
  • maltosa
  • maltodextrina
  • Aspartamo
  • Sacarina
  • Acesulfanme
  • Ciclamato
  • Xilitol puro

Los pacientes con intolerancia a la fructosa tienen el grupo de frutas zumos de frutas (naturales) a ingerir muy reducido.

Frutas y frutos secos

  • Lima
  • Limón
  • Papaya
  • Aguacate
  • Albaricoque
  • Semillas de sésamo
  •  Semillas de girasol y de calabaza (máximo 10g/ día)

Zumos de fruta naturales

  • Zumo de limón
  • Zumo de lima

Hay ciertos tipos de verduras y legumbres que contienen muy poca fructosa y que, por lo tanto, están consideradas como aptas dentro de una dieta sin fructosa. Se dividen en dos grupos:

Grupo 1 (< 0,5 g fructosa/100g)

  • Brocoli
  • Apio
  • Alcachofas
  • Patata
  • Espinacas
  • Champiñones
  • Berros
  • Acelgas
  • Escarola
  • Endibias
  • Lentejas
  • Tirabeques

Grupo 2 (0,51 g fructosa/ 100g)

  • Espárragos
  • Col
  • Coliflor
  • Calabacín
  • Pepino
  • Puerro
  • Calabaza
  • Rábanos
  • Nabos
  • Judías Blancas, rojas y negras
  • Garbanzos

En el grupo de los productos lácteos los alimentos permitidos son:

  • Leche entera semi desnatada
  • Leche evaporada no azucarada
  • Leche en polvo
  • Mantequilla
  • Margarina
  • Yogur natural
  • Quesos
  • Requesón

Por lo que al pan y los cereales respecta, también hay opciones permitidas para ingerir este tipo de alimentos, no es necesario renunciar a ellos:

  • Arroz
  • Trigo
  • Centeno
  • Avena
  • Tapioca
  • Sémola (variedades no integrales)
  • Harina de maíz
  • Trigo
  • Arroz
  • Pasta (preferiblemente blanca)
  • Pan blanco no azucarado
  • Crackers de crema o de matzo

Alimentos prohibidos

Los pacientes con este tipo de intolerancia pueden comer tranquilamente todo tipo de carnes , pescados y huevos frescos, excepto las carnes procesadas con azúcar, fructosa, miel o las pastas de carne, salchicas de Frankfurt, embutidos crudos curados, pastas de hígado, foie-gras y el jamón cocido. Deben evitarse también las salsas comerciales y las sopas de sobre así como también los tés instantáneos, el chocolate para beber, las bebidas de leche malteadas, los zumos de frutas y/o verduras no especificados anteriormente, refrescos, bebidas para diabéticos que contengan sorbitol o fructosa.

No debe consumirse ni sorbitol ni sacarosa ni caramelos, chocolate, chichles o chucherías, ya que estas sustancias se encuentran en estos dulces. También forman parte del grupo de los alimentos no recomendados la soja y sus derivados, bizcochos, postres, bollería, y todos los panes, cereales y galletas que contengan azúcar, germen de trigo o salvado.

Enlaces de interés:

Asociación de Afectados por la Intolerancia Hereditaria a la Fructosa

On salus

ARTICULOS RELACIONADOS

Enviar comentario