La fibra alimentaria, nuestro aliado contra la grasa

La fibra alimentaria:
Un remedio natural contra la grasa

La verdura es muy saludable, esto ya lo sabemos, pero ¿por qué?.

Hay varios motivos, no contiene grasas saturadas ni colesterol, aporta hidratos de carbono pero no en exceso, por lo que estos no se almacenan como grasa sino que se utilizan como energía para las actividades del día, contienen vitaminasy minerales, y lo más destacado, son ricas en fibra alimentaria.

La fibra alimentaria se cataloga nutricionalmente como hidratos de carbono, aunque esta no aporta energía porque el cuerpo humano no la digiere ni la absorbe, sino que pasa a través de nuestros intestinos y es expulsada en las heces, entonces ¿para qué sirve? Para limpiar el tubo digestivo eliminar partículas de grasa que hemos ingerido en exceso. A nivel microscópico, hay que imaginar la fibra como pequeñas ramitas de pino en un arroyo, que al pasar por los intestinos van “barriendo” las paredes de estos, y a las que se le quedan pegadas las partículas de grasa (que son como bolitas pegajosas), llevándolas corriente abajo hasta llegar al final del recorrido.

pixabay-active-84646Otra propiedad destacable de la fibra, es que provoca saciedad, es decir, nos provoca la sensación de estar llenos, aunque realmente las calorías que hayamos ingerido sean relativamente pocas. Esto es debido a que esta ocupa lugar en nuestro estómago y se hincha con el agua que retiene, pero no se digiere ni aporta energía en forma de calorías, por lo que es un elemento indispensable si queremos perder peso sin dejar de comer.

Fuentes de fibra:

La fibra la encontramos en alimentos de origen vegetal como las verduras, los cereales, las legumbres y las frutas. Una manera muy intuitiva de saber a grosso modo la cantidad de fibra que contiene un alimento, es evaluando el trabajo que nos cuesta ingerirlo. Una manzana con piel cuesta más trabajo de tragar que una sin piel, esto se debe a que la fibra de las frutas se encuentra principalmente en la piel, por esta razón los nutricionistas suelen recomendar comer las frutas con piel siempre que sea posible (que nadie trate de comerse la piel del plátano). Otro ejemplo es el arroz. El arroz es un cereal, y como tal, contiene la fibra en su parte externa, la que envuelve al grano. esta parte externa se elimina para obtener el arroz blanco o refinado, y está presente en el arroz integral. La fibra es la razón por la que el arroz integral cuesta más de masticar y tragar, pero a la vez es más sano. También las semillas son una fuente rica de fibra, por eso el kiwi contiene tanta.

Posibles efectos adversos de la fibra:

En comparación con las múltiples virtudes que tiene la fibra alimentaria, los efectos adversos que puede producir son pocos, y no haría falta ni mencionarlos si no pudieran provocar algunos dolores intensos en algunos casos.

La fibra es fermentada en el colon por los microorganismos que ahí residen, produciendo gas, por lo tanto, las flatulencias son una consecuencia directa de la ingesta de fibra. Este efecto se reduce si la ingesta es variada y equilibrada, pero en los casos de tomar suplementos de fibra, esto nos puede llegar a ocasionar dolor abdominal.

Para terminar, podemos llegar a la conclusión de que la fibra es un componente que nos aportará muchos beneficios para la salud, manteniendo limpio nuestro sistema digestivo, y ayudándonos a expulsar partículas excesivas de grasa. Por lo que una vez más estaremos de acuerdo con los expertos y recomendaremos comer cinco raciones de fruta y verdura diarias.


Enlaces de interés:
El consumo de fibra y la actividad física

Tabla: Contenido en fibra de ciertos alimentos


 

ARTICULOS RELACIONADOS

Enviar comentario